Como sanar tu Niño Interior

Como ya dijimos, tu Niño Interior está formado por  las experiencias de los primeros años de tu infancia y por las diferentes experiencias en las atapas de tu vida. Lo mas seguro es que hayan existido experiencias negativas, fuertes traumas emocionales que hicieron sufrir a ese niño o niña, por ejemplo la falta de amor de uno o ambos padres, el maltrato, un desprecio, algo que te lastimó o te produjo mucho temor, en fin son muchos los ejemplos. Todo eso aparentemente olvidado, está allí y de manera inconsciente influye en tu comportamiento a todo nivel hasta el punto de producir efectos negativos que no comprendes en la actualidad. El hecho de no tener suerte en el amor, el tener inseguridad personal, baja autoestima, relaciones interpersonales conflictivas o un temor inexplicable son frutos de un Niño Interior enfermo.

Al sanar nuestro Niño Interior muchas veces desaparecen las partes negativas de nuestra personalidad y es mucho más fácil alcanzar el éxito y la felicidad en todos los niveles de la vida, de hay la importancia de esta sanación.

Para lograr entrar en reconciliación con nuestro Niño Interior y sanarlo debemos entrar en contacto con él o ella (los psicólogos denomina a éste proceso “Regresión”).

El Maestro, Jesús de Nazaret, se refería a esto cuando dijo: “Tienen que ser como niños”. Él no quería decir que fuéramos ingenuos o inocentes como un niño, sino saber como volver a ser ese niño que fuiste en el pasado y sanarlo. Jesús sabia que en el fondo de nuestro pasado estaban las cosas que afectaban la conducta de las persona.

Los pasos para sanar nuestro niño interior son los siguientes:

  1. En tu habitación, cómodo, acostado o sentado, te relajas, cierras los ojos, respiras profundamente. Concéntrate en tu respiración y comienza lentamente a contar de forma descendente de diez a cero.
  2. A medida que avanza la cuenta te iras relajando mas y mas, visualízate a ti mismo(a) llegando al centro de tu mismo ser, ves una luz y en medio de ella visualiza como va apareciendo tu niño o tu niña interior.
  3. Sin perder tu relajación y concentración mírala, obsérvala, ¿Cómo lo ves? Pequeño, solo, abandonado, maltratado, asustado, llorando, desorientado, o tal vez feliz, solo tú sabes como ves tu niño interior.
  4. Trata de visualizarlo claramente, en un principio tal vez no lo logres, pero trata en todo lo posible de hacerlo ya que de este ejercicio depende gran parte el éxito en tu vida.
  5. Acércate a él o a ella, háblale suavemente, con mucho amor. Abrázale, si deseas cárgale, dile que le amas, que ya no esta solo, que ya no sufrirá mas, que todo ha pasado y ya nadie le hará daño. Trátale con mucho amor y consuelo. Ahora que has entrado en contacto con ese niño interior déjale saber que ya está sano que ya nada le molestará.
  6. Una vez logres contactar  tu niño interior míralo(a) lleno de felicidad, con amor despídete y dile que ya todo estará bien. Comienza a contar de 0 a 10 lentamente a medida que vas volviendo a tu realidad, abre los ojos lentamente y disfruta de la paz interior que sientes en ese momento.

A partir de este instante has sanado tu niño interior y estás listo para seguir adelante. Ya no te molestaran los traumas que inconscientemente te venían afectando y no te permitían alcanzar tu felicidad.

Ahora estas listo para el siguiente paso hacia tu superación personal y convertirte en un ser poderoso, capaz de lograr todas sus metas, alcanzar el éxito y ser completamente feliz. Ese siguiente paso es entrar en contacto con Tu Yo Superior.

Ver: Como contactar tu Yo Superior

About these ads

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 56 seguidores